• Súbete al viaje

El poder de la meditación

Actualizado: 9 de sep de 2019


La meditación es una actividad gratificante para el ser humano. Paramhansa Yogananda definió la meditación como “concentración profunda en Dios o uno de Sus aspectos.” Si es practicada a diario, produce asombrosos resultados en los aspectos físico, mental, emocional, y espiritual de nuestro ser. Nos conecta con nuestros propios poderes internos de vitalidad, claridad y amor. Cuando se hace con profundidad, nos da un sentimiento expandido de conexión con toda la vida, una experiencia de dicha profunda.

La meditación tiene tres aspectos: relajación, interiorización y expansión. Primero, relájate completamente, tanto física como mentalmente; luego interioriza tu atención y concéntrate fijamente, habitualmente en el punto entre las cejas; y tercero, enfoca tu atención interiorizada en un aspecto de tu propio ser profundo, o en Dios, amor, dicha, sonido, o luz. Esto te ayudará a expandir tu conciencia naturalmente.

Aunque el proceso suena simple, para alcanzar los estados más profundos se requiere disciplina y práctica fiel. Incluso un poquito de práctica de meditación otorga resultados inmediatos. Descubrirás que incluso la práctica de unos pocos minutos cada día incrementa tu sentido de bienestar y te trae dicha.

En cada uno de nosotros hay un anhelo innato de expandir nuestra percepción de lo que realmente somos, y de experimentar unión con la beatitud y amor sin fin de Dios. En cierta etapa de esta búsqueda eterna, nos llega el deseo de explorar el silencio interior a través de la práctica de meditación.

Las percepciones profundas habitualmente llegan a través de la intuición y no de la lógica, de la mente “superconsciente” y no de la consciente. Cuando el cuerpo está completamente relajado, los cinco sentidos se aquietan, y la mente se enfoca profundamente; un flujo de energía tremendo entonces está a nuestra disposición. Esa energía intensa nos puede elevar a la superconsciencia, donde nuestros poderes internos de intuición están completamente despiertos.

La meditación profunda nos ayuda a percibir realidades que apenas podemos soñar. E incluso una pequeña internalización de nuestra conciencia nos lleva a este estado y nos trae paz.

Fisiológicamente, se ha descubierto que la meditación reduce el estrés, refuerza el sistema inmunitario y ayuda a regular muchos de los sistemas del cuerpo. Durante la meditación, la respiración se enlentece, la presión sanguínea y el metabolismo disminuyen, y la circulación y detoxificación de la sangre aumentan.

En adición a sus beneficios físicos y mentales, la meditación es, primordialmente, un arte spiritual. Su propósito es llevarnos a la realización de que somos uno con el Creador. Salimos de Dios y fuimos hechos a Su imagen, y nuestros corazones están inquietos hasta que logramos unión (yoga) con Él. La meditación es el camino directo a este estado de unión.

Se dice que la grandeza de una cultura puede ser juzgada por sus héroes. En el Este, particularmente en India, los mayores héroes siempre han sido personas que han alcanzado los mayores logros espirituales. Al Oeste, sin embargo, le ha faltado una tradición de meditación pasada de maestro a discípulo. Ciertamente han habido grandes santos occidentales, pero normalmente han sido hombres y mujeres autodidactas que tuvieron que descubrir el sendero a la unión mística con poca o nula ayuda externa. Además, muchas veces no conocían técnicas para canalizar la energía enorme que era despertada por su intensa devoción. Sin maestros para guiarlos, o técnicas para ayudarlos, sus energías internas muchas veces se veían obstruidas, y muchos de ellos debieron pasar por grandes sufrimientos físicos como resultado. En una sociedad que no entendía ni apoyaba la santidad, muchos tuvieron que enfrentarse a la oposición de sus familias, e incluso de sus “superiores” espirituales. Héroes, en el Oeste, han tendido a ser más guerreros que santos. La práctica de la meditación tiene un potencial tremendo para enriquecer tanto nuestras vidas individuales como nuestra sociedad.


He aquí un link al artículo completo original, en inlgés: http://www.speakingtree.in/public/spiritual-articles/god-and-i/the-tremendous-power-of-meditation








21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo